31/7/10

POR SI ALGUIEN AÚN NOS SIGUE...

Pues como dice el título de esta entrada, aquí va una pequeña explicación para que podáis entender, motivos personales aparte, las razones que han hecho que la elaboración de nuestra nueva aventura se haya retrasado tanto.

Como algunos ya sabéis, la idea original a la hora de afrontar el desarrollo de "Quiero una identidad" era el de que fuera la segunda parte de una trilogía aventurera como mandan los cánones. Sin embargo, tras diferentes avatares y comeduras de cabeza, "Quiero una identidad" va a suponer, al menos de momento, el broche a la saga. Esto es así porque, en mi opinión, era innecesario un nuevo capítulo que nada aportaría que no se pudiera resolver en este. 

Obviamente, con tal decisión, el juego pasó de ser una aventura más o menos corta a alargar su duración notablemente. Los personajes aumentaron, con sus respectivas animaciones. Los escenarios se multiplicaron considerablemente y el proceso de programación, lógicamente, se hizo más tortuoso y largo. 

Todo esto, unido a nuestras ocupaciones personales/laborales/académicas han hecho que esta aventura, que iba a ser una más o menos dura caminata, se convierta en una especie de Camino de Santiago (aprovechando que estamos celebrando el Xacobeo) con todo lo que ello implica. El trayecto está siendo largo, sí, pero, ¿quién nos quitará la satisfacción de lo realizado cuando lleguemos al final?


Seguidores: