30/10/14

El fin está cerca

Y no, no es ninguna sentencia profética ni apocalíptica. Hablamos de Lienzo en blanco. Tras unos días de arduo trabajo, el doblaje del juego está casi integrado (digamos que un 70%). Hemos cambiado algún escenario que no quedaba del todo bien y estamos ya mucho más cerca del final.

Reflexionando sobre ello, me doy cuenta de lo difícil que es rematar un desarrollo. Mientras estás inmerso en él y, cuando aún queda todo por hacer, el ánimo no flaquea y las ganas están al 100%. Conforme más cerca estás del final, más cuesta sacar adelante las cosas. Pero bueno, el tema es que estamos ya ahí y que pronto podremos hacer oficial el lanzamiento del juego.

Es muy posible que esta semana o la que viene publiquemos un pequeño trailer del juego. ¡Ya queda poco!


23/10/14

Amor & Odio

El proceso creativo y de desarrollo de un proyecto es realmente puñetero. En ocasiones, imagino cientos de cosas, de posibilidades, de rutas por descubrir y pienso que todo es posible. Sin embargo, en otras ocasiones tengo la sensación de estar perdiendo el tiempo, de no saber cómo encauzar mis pasos o sentirme como en un cruce de mil caminos con la indecisión como compañera de viaje.  Es como una montaña rusa endemoniada.

He pasado por uno de esos momentos malos. Un momento de "odio", donde no he podido siquiera avanzar un par de pasos, comido por la desidia, el desaliento y hasta el rechazo. No podía sentarme delante del ordenador a trabajar en ningún proyecto. Cuando me sumerjo en estos letargos tan poco productivos, me cuesta imaginarme poniéndome de nuevo al frente de algo o de ser capaz de rematar la faena.

Así me siento a veces, como Bobbin ante el tifón

Y de repente, todo vuelve a su cauce. Algo hace "click" y vuelvo al modo "amor". Amor y pasión por hacer lo que a uno le gusta, a creer en mí mismo y en intentar transmitir algo a la gente. 

Supongo que debe haber un término medio entre ambos modos, que una relación amor & odio no es la mejor manera de afrontar las cosas, pero es mi forma de trabajar. Quizás no sea la forma adecuada, ni tampoco la más sana, pero supongo que cada uno tiene su manera de sentir las cosas. Esta es la mía y reconocerla, entenderla y canalizarla para sacar algo productivo es una tarea personal dura, pero, al final, siempre gratificante.

Pronto tendréis noticias de Lienzo en Blanco. Incluso es posible que os adelantemos algo sobre un nuevo proyecto :-)

 


Seguidores: