10/4/13

Estancamiento y desazón: no somos nada.

Que los desarrolladores amateurs nos movemos por rachas, creo que no extraña a nadie. Estamos condicionados por el tiempo que nos dejan nuestras obligaciones personales, laborales o formativas, es innegable. Pero también lo es el hecho de que nuestra mente, en ocasiones, nos juega muy malas pasadas y no hay peor situación que disponer de tiempo y que la apatía y la desgana te impidan avanzar en un proyecto.
 
Es esa, precisamente, la situación en la que me encuentro. Lienzo en blanco se está demorando más de lo que nos gustaría, es verdad. Por otra parte, las dudas sobre los resultados de todo el trabajo que hacemos son constantes. Desde Quiero una identidad, sé que debemos dar un salto adelante, pero al mismo tiempo, reconozco que no sé hacia donde ni cómo afrontarlo. No podemos ir hacia atrás, ni tampoco estancarnos en nuestra evolución como estudio. Por momentos, creo que he tocado mi propio techo y que no tengo nada más que ofrecer. En otras ocasiones, pienso que aún hay margen de evolución, de crear algo medianamente decente. Es una maldita encrucijada que, desgraciadamente, no soy capaz de solventar y, lo que es peor, desconozco como afrontarla.
 
Son ya 5 las aventuras que hemos publicado y parece que no damos con la tecla correcta, que siempre falta algo, que queremos pero no podemos, que hay cositas interesantes, pero no se plasman correctamente. Realmente es bastante frustante pensarlo y hacen que no pocas veces tenga ganas de mandar todo a paseo.
 
La autocomplacencia no me interesa y considero que sólo la autocrítica nos obliga a crecer y a escuchar a los demás. Es por eso que, quizás, me exijo tanto y eso hace que uno se frustre cuando no acaba de conseguir lo que quiere. De hecho, así como pienso que nuestra gran virtud es la constancia, también creo que no hemos hecho nada especialmente reseñable en el panorama aventurero amateur/independiente. Nos hemos ganado un pequeño hueco a base de estar ahí, pero nos falta hacer algo que nos permita ganarnos un hueco por otros méritos más puramente artísticos, narrativos o de diseño. Hemos trabajado bien estos años, pero no hemos creado nada por lo que se nos vaya a recordar especialmente. La idea de ser Akkad Estudios, ese estudio que hacía aventurillas amateurs sin más aspiraciones,es mucho más de lo que esperaba inicialmente, pero a día de hoy ni me seduce, ni me motiva. Necesitamos un paso más, pero ¿qué paso, hacia donde y cómo afrontarlo?

Son sólo divagaciones, reflexiones y, probablemente, un desahogo terapéutico. Pero lo cierto es que en esas estamos...

3 comentarios:

Luis Oliván dijo...

¡Ánimo Manel! ¡La aventura gráfica en España es casi un páramo, para pocos que somos no puedes dejarte vencer! ;)

Anónimo dijo...

Good article. I am facing some of these issues as
well..

Feel free to visit my website travel

Lola dijo...

Ánimo! Ahora, con el nuevo panorama de pantallas táctiles somos much@s los que buscamos de nuevo las aventuras gráficas (en vez de tanto juego simplón de saltar, disparar y correr). Quizá es una buena oportunidad para adaptaros a otras plataformas.

Seguidores: